Con la tecnología de Blogger.

jueves, 22 de septiembre de 2016

De boda. Como una reina.

6 comentarios



Pues sí, así iba yo el pasado sábado con mi falda-bodil handmade. ¿Se puede estar más orgullosa de algo hecho con tus manos?



La historia empezó hace meses, cuando vi una foto preciosa de un look para bodas que me encantó:
 
 
 
 
Cogí la idea pero no sabía cómo llevarla a cabo. En un grupo de costura de Facebook planteé la duda: ¿se hace como falda circular? ¿se corta en redondo? Y me dieron la idea: doble de largo de la tela que el ancho de cintura y fruncida. 

La tela fue flechazo y oportunidad en las ofertas de la semana de Ribes&Casals. Elegí dos porque no sabía cuál me gustaría más.  Al tenerlas delante elegí la oscura. Las dos son geniales y el precio.... 3.5€ el metro. ¿Se puede pedir más?
 
 

Compré también forro porque me vine arriba y pensé que, ya puestos... la forraba, y así le daría todavía algo más de volumen. 


 
No ha sido especialmente complicado. Tuve varios "momentos-autoaprendizaje" gracias a este proyecto. 

El 1º: elegir la forma de fruncir. Podía hacerlo con la remalladora... Podía hacer 'tablas'.... Pero al final opté por fruncir con la máquina la tela exterior y con remalladora la interior. Así podía cuadrar bien las medidas de ambas telas y escoger el efecto del frunce deseado en la exterior.




El 2º: la cremallera invisible. Todo un reto. Llevo varias y nunca he logrado que me salga bien. En esta ocasión descubrí por qué... ¡¡¡Resulta que son cremalleras diferentes!!!!! Ainsssss. Yo intentaba seguir la técnica pero con cremalleras normales. Claro, así me pasaba que siempre se veía el carro de la misma. Esto me ha abierto un mundo. Madre mía, está claro que ser autodidacta es un camino a veces largo pero firme XD, de los errores se aprende mogollón.

Y el 3º y final, la cinturilla. Más o menos lo tenía controlado de alguna otra ocasión. Esta vez solo tuve que consolidar lo aprendido y ajustar bien el cierre a la altura de la cremallera para que todo quedase impecable. 

Llegados aquí... lo más difícil en este proyecto, aunque es algo absurdo: el bajo. Cogerse el bajo a una misma es imposible. Las ayudas en casa no eran muy habilidosas (el churri tirado en el suelo cogiendo la tela con alfileres, con más voluntad que habilidad...). Al final usé el método de prueba y error... iba metiendo, y probando la falda. Varias veces. En ocasiones hilvanando.... Un poco tedioso pero no iba a estropear el asunto al final, así que el esfuerzo mereció la pena. 

Tuve duda entre combinarlo con rosa o con negro.



Al final ganó el negro. 



 
¿Tenéis muchas bodas este año? ¿Os habéis cosido algo para ir de boda?
Yo es la segunda vez que lo hago y me encanta. 

Ahora aprovecharé para darme una vuelta por la RUMS... a ver si ya salen ideas de otoño. 

jueves, 11 de agosto de 2016

Túnica playera

3 comentarios


Una costura facilita de verano. Y digo facilita por el diseño: cortar el cuello, ribetear los bordes con la remalladora (es como mejor queda y, para mí, lo más rápido) y dos pespuntes a los lados para separar las mangas.

Pero ya es el segundo verano que cometo el mismo error: estas telas son infernales. Se escurren... Es dificilísimo marcar en la tela la posición de las costuras... Y al final tampoco son tan cómodas. Creo que el año que viene probaré a hacerme una con una tela de algodón.



Lo que ocurre es que me enamoré de este estampado cuando lo vi en una ¨excursión-crafter¨ con amigas a Tejidos Paredes (su tienda enorme de Fuenlabrada). El dibujo me pareció precioso y para que se vea bien he tenido que cortar la túnica en dos partes en vez de doblarla (si no, habría salido al revés en la espalda o en el frente).



El cuello lo he tenido que dejar bastante amplio para permitir la lactancia (aún seguimos), y lo adorné con una puntilla que tenía de otro trabajo.

Le hice trabillas para poner un cinturón pero... lo dicho, la tela escurre mucho y se terminaba cayendo. Ahora, por comodidad, lo llevo sin atar.


Bueno, así con esto sencillo puedo participar en Rums una nueva semana. Me da pena las semanas que se me pasan sin aportar. Lo bueno de esta cita es que te pone las pilas.
Feliz verano!!!

jueves, 28 de julio de 2016

Blusa menguante

6 comentarios


Casi no llego a la RUMS de esta semana. Dos hijos parecen algo inofensivo pero pueden aliarse de tal modo que no pueda ni sentarme a colgar un par de fotos. Pero es un reto personal.... Venga corre corre, que se termina el jueves.

Pues hoy tengo una costura peculiar... Empezó siendo una túnica de playa pero no me gustó el resultado y fui recortando, y recortando, y recortando... y terminó siendo esta blusita enana con un tejido vaporoso muy agradable para el verano.



Es toda resultado de mil apaños... no me quedaba suficiente tela entera para el delantero... así que hice una pieza ensamblando tres tiras. Para terminarlo por abajo le hice un pequeño dobladillo y puse una cinta de trapillo negro a modo de lazo.



El resultado me gusta.

¿¿¿y sabéis un secreto??? ¡El pantalón de esta entrada también lo he hecho yo! (usando el adorado patrón Junho de Naii). Es de lino, algo rugoso, y me encanta.

Prueba superada. Os veo en RUMS.

jueves, 21 de julio de 2016

Rums: aprendiendo a poner cordones

7 comentarios



Tenía un retal de tela de punto con rayas a la que había cogido algo de manía. La tenía para hacerle algo a los peques pero no terminaba de verles con ella. Se me ocurrió algo sencillo para mí: ¿qué tal una falda tubo?

Y de patrón usé otra falda similar.

Terminó por gustarme la tela y todo...



Pero tan sencilla no terminaba de encajar. Y se me ocurrió probar el tutorial de cordones de La Pantigana. Me encanta cómo lo explica y cómo lo aplica a diferentes prendas. Puse uno en un lateral. Me quedó demasiado pequeño y añadí otro más largo.





Ahora me gusta más.


¿Llego a tiempo para la RUMS?


jueves, 7 de julio de 2016

Unos pantalones 'nature'

9 comentarios



Acumulo libros de costura sin atreverme a iniciar ningún proyecto. Los programo mentalmente y tengo una lista enorme de cosas que me gustaría hacer pero me da cierto reparo. Pienso que será complicado o que no seré capaz, así que se quedan en el limbo de los 'deseocosturiles'.

 Pero estos pantalones tenían que ser fáciles.



Son del libro 'LA COUTURE NATURE', de Sakauchi Kioko No había razón para tenerles miedo así que... Me lancé.



De hecho, todas las prendas del libro atraen por su sencillez. Son minimalistas. Las telas escogidas son linos y algodón. ¡¡Qué apetecible para verano!!

Llevaba varios intentos de encontrar un patrón de pantalón ligero para verano que me encajase bien. Los anteriores veranos el patrón que más usé fue el 'Junho', de Naii. Pero quería ver si alguno se me ajustaba mejor.

El resultado ha estado bien. Es un patrón cómodo. Se parece mucho al Junho. Los bolsillos laterales me quedaban un poco abiertos y les hice un remate. No sé si es la técnica correcta pero me sirvió.



El largo fue una cosa algo azarosa porque con esta tela no se puede improvisar: tiene que cuadrar sí o sí, ya que no se puede hacer dobladillo y debe encajar todo a la primera.



Son cómodos y combinables. Algo 'arrugables', también. Así que no se puede pedir de todo. Pero creo que repetiré y trataré de personalizarlos un poco. Es un patrón de cabecera que merece la pena tener.

A ver qué cositas veo en vuestras páginas este jueves de RUMS...

jueves, 30 de junio de 2016

Vestido piscinero: pon una toalla en tu vida

13 comentarios

Con la lactancia en verano me surge siempre un pequeño inconveniente: tener el bañador algo húmedo y que el bebé pida teta. Suelo cambiarme de bañador en la piscina pero no siempre es posible o no siempre en el momento adecuado.

El verano pasado, en nuestro lugar de vacaciones, vi a una conocida que llevaba un invento genial: un vestido con tela de rizo. Era un vestido precioso, sencillo, en color blanco. Y en contra de lo que se pudiese pensar, era un vestido 'sexy' (el diseño sentaba bien). Me quedé con la idea y con el reto de hacer algo igual.

Me he enamorado del patrón 'Shirt oder kleid' que ya visteis aquí (y que creo que seguiréis viendo el resto del verano, porque tengo varios proyectos entre manos). Pensé que como base era ideal y solo necesitaba unas pequeñas adaptaciones. ¡Manos a la obra!

La primera adaptación fue la espalda: prescindir del patrón trasero y sustituirlo por una pieza mucho más bajita a la que hacer un dobladillo que encierra una cinta elástica. La solución perfecta para que la espalda quede abierta pero sujeta.



La segunda adaptación fueron los tirantes: Lo hice anudado al cuello. Sacar una única pieza con los extremos largos para abrochar exigía un derroche de tela inviable. Opté por hacerlo en dos partes. Los delanteros sueltos y a estos debía añadir unos extremos más largos. ¿Cómo juntarlo? Le di vueltas y el resultado fue: ¡una argollita de crochet! Podría haber sido madera... metal (¡¡no!! que si da el sol me quemo). El crochet me pareció una idea muy orgánica y como encontré el color exacto, el resultado no pudo ser más armonioso.




Y con estas cositas, terminé mi vestido y tengo que reconocer que me encanta. Es lo que quería.



¿Sabéis esa sensación de lograr exactamente lo que quieres?

Pues así de contenta me voy a la piscina (y más adelante, espero, a la playa). Un paseíto ahora por la RUMS a ver si me llevo más ideas para el veranito. De momento, de la pasada edición, ya me llevo la necesidad de una falda UDA porque os están quedando preciosas. A ver si puedo hacer la mía.

jueves, 23 de junio de 2016

El sarouel más sencillo

6 comentarios




Una de las cosas que más me atrae coser es un pantalón sarouel, porque hay tantas variedades de patrones y modelos que me parece muy interesante experimentar hasta dar con la mejor solución.

Según el tejido hay patrones mejores y peores. Este patrón o esquema es el más sencillo que conozco.

La tela me encantó cuando la compré sin saber exactamente a qué la destinaría. Es un algodón un poquito elástico, con textura suave y ligera, un poquito 'piel de melocotón'. Quería algo con caída pero con cuerpo y este patrón para Sarouel me pareció ideal para sacarle partido.


Es el formato más sencillo que existe para este tipo de pantalón pero para que quede bien es imprescindible elegir una tela que luzca bien. Cuando los cosí aquí, utilicé una viscosa con muuuucha caída. Me encantó y lo utilizo mucho en verano.

En esta ocasión también quise experimentar con algún adorno... me lancé a la piscina con trapillo y diseñé un dibujo parecido a una flor. Sudé tinta, al final, para poder hilvanar, y coser.



Y otra cosa que quise probar fue el fruncido con hilo elástico. Lo usé para la cintura y aunque quedó un poco 'justita' (mete tripa, Marta!!) la prueba de fuego es que lleva ya tiempo de uso y no se han saltado los puntos.



Me alegra poder ponerme al día con costuras pendientes para mostrar en el blog. Así puedo participar otra semana más en la RUMS. Voy  a ver qué propuestas traeis vosotras...

Besos.

jueves, 16 de junio de 2016

'Shirt oder Kleid' con tonos acuáticos

13 comentarios




 Admiro mucho a las que coséis con niños en casa. Imagino que dependerá mucho de cómo se portan; los míos no me lo ponen fácil. También supongo que es algo que va cambiando según las edades. Ahora mismo, con casi 4 y 1 año, la cosa está complicada. El mayor me va dando más oportunidades pero el pequeño no para y empieza la etapa de tocarlo todo, y especialmente lo que no debe, así que o estoy persiguiéndole para mantenerle a salvo, o si duerme (ninguno me ha salido dormilón), me ocupo un poquito del mayor que echa mucho de menos mi atención en exclusiva. 

En fin, a ratitos he podido coser algo, pero de manera desorganizada y con poco método. Aún así... esta vez sí quise hacer fotos para participar en RUMS porque lo añoro mucho y para mí siempre ha sido una de las 'fiestas' blogueras más motivadoras. 

Tenía desde hace tiempo este patrón alemán ('Shirt oder Kleid')  que sirve para camiseta/vestido con múltiples opciones. Como es fácil de interpretar, no he tenido problemas para seguirlo. La única complicación es que las tallas son un pelín grande así que la talla 40 sin margen de costura me dio como para hacerme una carpa de circo, con lo cual, descosí.... recorté.... y volví a coser. (Cuando se tiene poco tiempo para coser, tener que descoser sienta muy pero que muy mal).


Pero al final el resultado mereció la pena y estoy super contenta con el vestido y el patrón.

Para rematarlo elegí tela de puño a modo de biés en el cuello (combiné dos colores y creo que quedó chulo)




Y biés no elástico en las mangas.
 


 Para el bajo no me llegaba (me pasé cortando) y copié una idea de un vestido que tenía de DESIGUAL, le añadí una franja superpuesta de tela contrastada y la cosí directamente, de manera que queda superpuesta, cosida por encima. ¡Me gustó el resultado!

Es un formato ideal para lactancia y creo que voy a coser en serie unos cuantos para este verano. La ventaja de poder hacerlo con manga larga / corta / sin mangas me da miles de posibilidades y espero asomarme por aquí pronto con alguna versión más veraniega.

Y ahora, feliz como una perdiz por haber logrado entrar en esta RUMS, voy a ver lo que habéis hecho vosotras.

¡Besos!

lunes, 13 de junio de 2016

'Baggy-bottom': ya no compramos pantalones

0 comentarios


Desde que encontré el patrón ideal para pantalón de bebé he ido cosiendo para Jorge en función del tiempo (primero tela fina, luego sudadera, sudadera calentita, y volvemos a sudadera de verano y tela de punto).



El patrón BAGGY- BOTTOM, de la OTTOBRE 4/2015 es realmente práctico, con unas pinzas en el culete que se adapta fenomenal a su anatomía y al pañal. De hecho, solo he calcado el patrón una vez y lo he ido alargando según iba creciendo el peque. Tuve que hacerle una adaptación: le reduje algo de 'bolsa' en el delantero, y con ese retoque hemos seguido repitiendo a tal nivel que no he usado los pantalones heredados de su hermano ni he comprado casi ninguno.



La ventaja de hacerle su propios pantalones es que he podido usar los tejidos que me han parecido más confortables y, sobre todo, la cintura, que en general veo que viene algo apretada para los peques o, en cualquier caso, estrecha, y a mí me gusta ancha para que su barriguita esté bien ancha sin presión de ningún tipo.



Así hemos pasado unos 7 meses nutriéndonos de este sencillo diseño. Ahora en verano creo que cambiaré y probaré algo diferente, aunque no descarto coserle aún alguno que otro en tela de jersey.



Y vosotras, ¿tenéis algún patrón-clave que os haya salvado muchas costuras?

besines.
 

El desván de Miss Thirty Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template