Con la tecnología de Blogger.

jueves, 1 de junio de 2017

Vestido de rayas

2 comentarios




Yo sigo con mi cabezonería de perfeccionar, adaptar o terminar de encajar el patrón de "Shirt oder Kleid' que ya probé aquí, aquí y aquí (y otro que aún no he publicado)

El tema es que me queda algo ancho con la talla 40 pero la quise adaptar yo misma y según con qué telas lo haga, me acaba por resultar estrecho. También depende de dónde adapte... el pecho es mejor no tocarlo, pero la espalda me hace bolsa. La túnica es demasiado acampanada y dependiendo de la tela tampoco me sienta bien. Así ando... haciendo pruebas y fallando.

"Mamá, pareces una cebra pero diferente"


Estoy por abandonar...

Pero de momento sigo y sigo. Porque veo los ejemplos en blogs y otras costureras y me gusta mucho. Es una prenda que se adapta mucho a lo que yo necesito: escote pro-lactancia (aunque estoy iniciando el destete progresivo ya de mi peque) y muy apto para poner encima de los leggins.



En primavera-verano uso mucho este formato... por eso sigo buscando el patrón perfecto

Esta última prueba la hice con tela de sudadera fresquita. Es una tela que tiene más cuerpo que el jersey pero es muy gustosa. La tenía guardada desde hace siglos y le tocaba su turno.

Tras la última experiencia estrechando el patrón (que aún no he publicado, es para el siguiente RUMS), volví a recuperar la talla 40 para ver dónde estaban los problemas. Me quedó bien de pecho pero la espalda hace bolsa. No sé si se soluciona estrechando simplemente (la parte de arriba, puede, pero la de abajo seguiría teniendo problemas a la hora de adaptarse a la curva de la cintura para salvar el ancho del culete y quedar bien asentada)

¿Algún truco para esto?

Entiendo que las telas que son muy elásticas y quedan pegadas pueden salvar este 'desnivel' pero las otras, no sé cómo manejarlas. Veo prendas que tengo que son anchas y no le veo este problema. Estoy un poco confusa.

Le añadí una cinta bies entre pecho y espalda para aplanar un poco la costura


En un grupo de facebook me pareció leer a una costurera que decía que si la espalda va hecha con dos piezas y cosidas en medio esta costura del centro ayuda a que se asiente mejor. ¿Sabéis si es así?

En fin. En esta ocasión tuve que buscar soluciones añadidas y terminé por hacerle dos pinzas en la espalda. No me gusta mucho el resultado porque tampoco quería eso, no quería un vestido/túnica ajustado sino que cayese a su ser, sin hacer bolsas pero sin estrechar.

Las pinzas no es lo que quería pero... mejor que la bolsa sí resulta


¿Sigo intentándolo o me busco otro patrón? jejejeje

Aprovecho para pasarme por RUMS. Seguro que ya huele todo muuuucho a verano por ahí.

jueves, 13 de abril de 2017

"Vestido" Kiwi Seeds

0 comentarios


Con paciencia pero conseguí participar en el CC que organizó Ana de Cal Joan. Nos propuso coser una camiseta 'KIWI SEEDS', de la Ottobre de primavera de 2017 (la de niños). Escogiendo la talla 170 parece que encaja bien y ella, además, nos dio trucos para adaptar un poquito el patrón.

A mí me gusta probar los patrones originales la primera vez para saber después qué ajustes necesito. La talla más o menos era la mía aunque al ser tan recta es cierto que no es el mejor ajuste.



Yo tenía este vestido en el cajón de las 'composturas' porque ya no me lo ponía. Lo hice en un momento muy especial (mi segundo postparto) y afortunadamente mi cuerpo volvió a su forma anterior (jajaja, más o menos) así que ya no necesitaba tanta holgura. Quería aprovechar la tela, así que corté la falda del vestido y pensé en unirla a la camiseta nueva que había hecho.

La idea para unirla la tomé de algunos ejemplos vistos en vuestros blogs. Mara de 'Mi maramundo' tiene alguno de este estilo y me parece muy favorecedor. Así que usando una tela de puño hice la unión.

Sin embargo no estoy contenta al 100% con el resultado porque la camiseta me quedó recta y algo ancha en la parte de abajo, una línea muy cuadrada, y al usarla como vestido me hace demasiada bolsa. Estoy a punto de descoser y trazarle a la camiseta una pequeña curva en el lateral para adaptarlo mejor al cuerpo.



Ya que me pongo también he pensado en abrirle el cuello (que es una de las cosas que nos recomienda Ana).



Pero si toco el cuello me da tentación de hacer otra cosa... ¿ponerle alguna apertura para poder dar el pecho? (aún mi lechoncito sigue pidiendo). Había pensado en probar con una cremallera.... ¿Muchos cambios? Entre el reciclaje del vestido anterior y estos segundos arreglos, la tela que he usado va a tener más vidas que un gato.

A lo mejor pruebo estas cositas en otra camiseta Kiwi para hacer una versión diferente y si me convence lo haré aquí. Vamos a ir viendo....

Y con esta aportación, me da mucha alegría participar en RUMS, aunque sea una semana sí y otra no, espero coger ritmo. Las costuras de primavera verano me inspiran mucho más.

Besitos a todas y felices vacaciones estos días


jueves, 30 de marzo de 2017

Sudadera 'Hide Away'

14 comentarios


Con estos cambios de tiempo (ahora frío, ahora calor....) casi me resulta difícil estrenar la sudadera-vestido 'Hide Away' de la Ottobre 2/2017. Hace dos días era la prenda perfecta y hoy ya casi me resultaba muy abrigada.

El origen de todo el proyecto está muy lejos... en octubre del año pasado. Mi visita a Creativa-Madrid me hizo enamorarme de esta tela de 'Trizas y Trazos'. Allí ya me dieron ideas y tenía en mente lo que quería: una sudadera que pudiese usar sobre leggins o como vestido.



La tela que me enamoró es la "Lillestoff Sweat Regndroppar", y la pena es que compré la cantidad muy justita. Así que he tenido que hacer mucha ingeniería con el patrón, pues inicialmente iba a usar otra tela para las mangas, pero al final preferí sacrificar la capucha (luego me suelen molestar) y hacer las mangas del mismo estampado.



Creo que he aprendido la lección de no ser tan justa con la cantidad de tela porque como es un estampado peculiar, al cortar también había que tener en cuenta el dibujo... que quedase centrado, que tuviese cierta lógica dónde caía el hipopótamo y dónde las gotas....

He sudado un poquito haciéndola, la verdad. Pero como todo cuando suponer un esfuerzo: he aprendido cositas nuevas. En concreto: los bolsillos.



Primero me equivoqué al calcar el patrón y copié mal los laterales, así que una vez cortada la tela no me había quedado bien la medida del bolsillo. Es casi catastrófico porque si ya andaba justa de tela, encima cortar mal dos piezas... La solución fue empalmar un trozo de tela en la parte interior. Afortunadamente no se nota.



También me equivoqué al coser el interior del bolsillo. ESas cosas que dices... esto no cuadra... Y vuelta a descoser y a intentarlo de nuevo.



Vamos, que ha sido una costura de mucho aprendizaje pero que, en vez de dejarme con mal sabor de boca, me deja muy contenta porque ya le he cogido el tranquillo a este tipo de bolsillos que creo que he visto en varios patrones de la Ottobre. Así que, ¡una cosa más que aprendí!

Creo que repetiré este patrón y haré adaptaciones. Es muy versátil y quiero probarlo para verano... para hacer sudaderas-vestidos que pueda llevar sobre leggins. Creo que jugando con los tipos de tela, usando mangas cortas... etc., puedo tener varias versiones.



Y con esta alegría de seguir avanzando, aunque sea despacito porque no saco mucho tiempo para coser (estoy haciendo un curso intenso de otras cosas y me absorbe el poquito tiempo que logro arañar), ¡¡participo esta semana en RUMS!! (y en el blog de fans de Ottobre)

¿Y vosotras? Creo que veré muchas "KIWI SEEDS" en esta edición... ;-) Yo también tengo una entre manos. Espero poder tenerla lista para la siguiente.

jueves, 12 de enero de 2017

Vestido de terciopelo

3 comentarios


Qué ilusión me hace volver a participar en RUMS. Me cuesta mucho encontrar hueco para coser y el poquito que encuentro lo uso, sobre todo, para coser ropa a los peques. Me tengo abandonada así que RUMS es la excusa perfecta para hacerme algo de caso.

En plenas navidades me enamoré de esta tela de terciopelo que vi en la Newsletter de Ribes&Casals. Tiene bordados y adornos, y me pareció genial para hacerme alguna cosita de cara a Nochevieja. Peeeeero.... mis hijos no colaboraron mucho y no llegué a tiempo.



Dudé entre coser un top o un vestido, pero creí que como vestido luciría más.

Use un patrón que tengo siempre a mano: "SKIRT ODER KLEIN", pero tuve fallos y pequeñas complicaciones: lo había ajustado porque siempre lo uso con telas elásticas y me quedaba suelto; ahora al usar telas sin elasticidad me di cuenta de que me había pasado reduciendo márgenes de costura y.... ufffff, era difícil entrar. Casi me doy por vencida pero no quería perder la tela. La clave era facilitar la 'entrada y salida' del vestido, pero dejarlo medianamente ajustado a la silueta. La solulción: cremallera invisible en el costado y pinzas en la espalda.



¡¡CONSEGUIDO!! Creo que salvé la tela y me quedó un vestido de temporada (con esto del terciopelo)



Muy contenta de haber podido resolver estos problemillas costuriles (con lo que siempre se aprende tanto) y con participar en esta RUMS. Espero seguir en racha.


jueves, 22 de septiembre de 2016

De boda. Como una reina.

6 comentarios



Pues sí, así iba yo el pasado sábado con mi falda-bodil handmade. ¿Se puede estar más orgullosa de algo hecho con tus manos?



La historia empezó hace meses, cuando vi una foto preciosa de un look para bodas que me encantó:
 
 
 
 
Cogí la idea pero no sabía cómo llevarla a cabo. En un grupo de costura de Facebook planteé la duda: ¿se hace como falda circular? ¿se corta en redondo? Y me dieron la idea: doble de largo de la tela que el ancho de cintura y fruncida. 

La tela fue flechazo y oportunidad en las ofertas de la semana de Ribes&Casals. Elegí dos porque no sabía cuál me gustaría más.  Al tenerlas delante elegí la oscura. Las dos son geniales y el precio.... 3.5€ el metro. ¿Se puede pedir más?
 
 

Compré también forro porque me vine arriba y pensé que, ya puestos... la forraba, y así le daría todavía algo más de volumen. 


 
No ha sido especialmente complicado. Tuve varios "momentos-autoaprendizaje" gracias a este proyecto. 

El 1º: elegir la forma de fruncir. Podía hacerlo con la remalladora... Podía hacer 'tablas'.... Pero al final opté por fruncir con la máquina la tela exterior y con remalladora la interior. Así podía cuadrar bien las medidas de ambas telas y escoger el efecto del frunce deseado en la exterior.




El 2º: la cremallera invisible. Todo un reto. Llevo varias y nunca he logrado que me salga bien. En esta ocasión descubrí por qué... ¡¡¡Resulta que son cremalleras diferentes!!!!! Ainsssss. Yo intentaba seguir la técnica pero con cremalleras normales. Claro, así me pasaba que siempre se veía el carro de la misma. Esto me ha abierto un mundo. Madre mía, está claro que ser autodidacta es un camino a veces largo pero firme XD, de los errores se aprende mogollón.

Y el 3º y final, la cinturilla. Más o menos lo tenía controlado de alguna otra ocasión. Esta vez solo tuve que consolidar lo aprendido y ajustar bien el cierre a la altura de la cremallera para que todo quedase impecable. 

Llegados aquí... lo más difícil en este proyecto, aunque es algo absurdo: el bajo. Cogerse el bajo a una misma es imposible. Las ayudas en casa no eran muy habilidosas (el churri tirado en el suelo cogiendo la tela con alfileres, con más voluntad que habilidad...). Al final usé el método de prueba y error... iba metiendo, y probando la falda. Varias veces. En ocasiones hilvanando.... Un poco tedioso pero no iba a estropear el asunto al final, así que el esfuerzo mereció la pena. 

Tuve duda entre combinarlo con rosa o con negro.



Al final ganó el negro. 



 
¿Tenéis muchas bodas este año? ¿Os habéis cosido algo para ir de boda?
Yo es la segunda vez que lo hago y me encanta. 

Ahora aprovecharé para darme una vuelta por la RUMS... a ver si ya salen ideas de otoño. 
 

El desván de Miss Thirty Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template